importancia de beber agua para la piel
miércoles, 30 enero 2019 / Publicado en Tratamientos Corporales, Tratamientos Faciales

El agua además de cumplir con la función de mantenernos saludables y aliviar la necesidad de líquidos en el organismo, también cuenta con una numerosas propiedades increíbles y muchas veces desconocidas. Por eso, le vamos a contar la importancia de beber agua para la piel de todo el cuerpo, especialmente de la cara.

El cuerpo humano está compuesto por un 75% de agua. De manera que la hidratación es un factor importantísimo para estar sanos. El agua es capaz de proporcionarnos energía, vitalidad, músculos notificados y también una piel hidratada. Es por ello que es muy importante beber agua para la piel.

Beber agua para aliviar la sed es una experiencia placentera, pero hacerlo más allá de esta necesidad puede garantizar una piel hidratada, tan limpia que hasta podría quitarte unos años de encima.

La piel es una de las áreas que se sirve de los grandes beneficios de beber agua y estas son algunas de las razones que debes tener en cuenta.

Piel hidratada: la importancia de beber agua para la piel.

Los beneficios de la aplicación externa del agua tienen como objetivo calmar al usarse en compresas cuando sufrimos una pequeña herida o nos damos un golpe, debido de su capacidad antiinflamatoria. Sin embargo, ingerirla genera otros efectos muy interesantes, sobre todo en la piel.

importancia de beber agua para la piel

Beber agua y estar hidratada retrasa la llegada de las arrugas.

Las arrugas son las huellas del tiempo en el rostro, no obstante, bebiendo agua frecuentemente podríamos retrasar sustancialmente su aparición. Los beneficios de la hidratación que ofrece beber agua, asegura una piel los suficientemente elástica para evitar las arrugas. En ese sentido, lo ideal es consumir hasta 2 litros diariamente. De ahí la importancia de beber agua para la piel.

Contribuye a evitar la celulitis y el exceso de grasa.

Con dos litros de agua al día, puedes mantener tus riñones en perfecta actividad haciendo que el hígado también trabajé correctamente, eliminando los excesos de grasa. Así, beber agua es un coadyuvante natural en la pérdida de peso, conseguiendo evitar también la aparición de celulitis en el proceso.

Para la celulitis, en Gley de Brech hemos desarrollado CELUOZONE, emulsión con efecto parche que posee una importante acción lipolítica, lo que acompañado de un masaje, beneficia el drenaje del tejido y pone en circulación los ácidos grasos liberados.

Mejora y elimina el acné.

La aparición de granos en la piel tiene parte de sus responsables en las toxinas acumuladas en el cuerpo. En consecuencia, el agua es capaz de limpiar eliminando toda la suciedad que genera la aparición de acné.

Dale consistencia y tono a tus músculos.

Con el consumo de agua frecuente y además de los beneficios de una piel hidratada, también puedes potenciar tus músculos.

Teniendo en cuenta, que nuestro cuerpo está formado por un 75% de agua, mantener ese nivel puede ayudar a tonificar los músculos. Lo que nos permite tener un cuerpo envidiable y de forma natural. Aunque debemos recordar siempre que debes complementar el agua con mucho ejercicio. De ahí en recalcar la importancia de beber agua para la piel.

Acelera el metabolismo.

Beber agua facilita la interacción entre órganos, haciéndolos funcionar de una manera óptima. Esto promueve que el metabolismo se acelere, de manera que, será más sencillo bajar de peso mientras que tu piel seguirá luciendo perfecta gracias a los beneficios de la hidratación.

La búsqueda de una buena salud y una piel joven y tersa, pasa por beber agua con frecuencia. Alrededor de dos litros diarios son los recomendados para disfrutar de los beneficios que genera el agua en el organismo. Por tanto, comienza a cambiar tu cuerpo de la forma más sana posible, a través del consumo de una simple botella de agua.